fbpx

Estudiantes secuestrados en Nigeria por yihadistas de Boko Haram fueron liberados

Al menos 344 estudiantes secuestrados en Nigeria por combatientes islamistas de Boko Haram fueron liberados, anunciaron hoy autoridades del estado de Katsina, donde fueron raptados, y del Gobierno nacional.

«Tenemos 344 alumnos, están siendo examinados en Zamfara. Damos gracias a Dios por su liberación», declaró Ibrahim Katsina, consejero del gobernador local citado por la agencia de noticias AFP.

En paralelo, Bashir Ahmaad, asistente personal del presidente nigeriano Muhammadu Buhari, tuiteó: «Los estudiantes secuestrados de la Escuela Secundaria de Ciencias del Gobierno de Kankara fueron rescatados, el Gobierno estatal de Katsina confirmó la noticia.»

Apenas unas horas antes, el grupo islamista radical Boko Haram había difundido hoy un video en el que se ve a decenas de los cientos de estudiantes que había secuestrado días atrás en el noroeste de Nigeria, un rapto que conmocionó al país y que recordó a otro cometido por los mismos yihadistas en 2014.

En el video, un chico que se presenta como uno de los rehenes pide al Gobierno nigeriano resolver la situación sin recurrir a la fuerza y reitera conocidas exigencias de Boko Haram de cerrar todas las escuelas laicas en el norte de Nigeria.

En otra parte del video, difundido por portal informativo nigeriano HumAngle, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, se muestra satisfecho por el secuestro del viernes pasado en el estado de Katsina y dice que el grupo no mentía cuando lo reivindicó esta semana.

En el video, que dura seis minutos y medio, se ve a una decena de jóvenes cansados, amontonados en un bosque y en condiciones sanitarias precarias, ubicados detrás del chico que habla, que aparece ensangrentado, con la cara llena de polvo y arañazos.

«Por favor, tienen que disolver cualquier banda de vigilantes, cerrar cualquier tipo de escuela, excepto las escuelas coránicas», suplicó en el video el joven, que dice ser uno de los «520» estudiantes secuestrados en la ciudad de Kankara.

En su declaración, hecha en hausa y en inglés, el joven pidió al Gobierno federal llegar a un acuerdo amistoso con sus secuestradores y desaconsejó el uso de la fuerza militar para rescatarlos.

«Todas las tropas que han venido aquí para ayudarnos, por favor envíenlas de regreso», agregó.

Cientos de adolescentes, de entre 11 y 20 años, fueron secuestrados en la noche del pasado viernes de una escuela rural de Kankara.

El hecho, que en un primer momento fue atribuido a grupos armados llamados «bandidos», fue reivindicado hace dos días por Shekau en nombre de Boko Haram, que en 2014 secuestró a 276 niñas de un colegio secundario en Chibok, estado de Borno.

Aún no queda claro el número de secuestrados en la ciudad de Kankara. Las autoridades reportaron primero 333 estudiantes de secundaria desaparecidos y luego 400.

Sin embargo, el chico que habla en el video no solo los cifra en 520, sino que además dice que algunos de ellos fueron asesinados por «la banda de Shekau».

Tras el secuestro en Kankara, cinco estados del norte de Nigeria, la parte del país de mayoría musulmana, decidieron ayer el cierre de sus escuelas de forma indefinida.

Además del estado de Katsina, también cerraron sus centros educativos Zamfara, Kaduna, Jigawa y Kano.

Boko Haram, que aspira a imponer un Estado independiente donde rija la visión más estricta de la ley islámica, justifica sus secuestros de estudiantes en que la educación de inspiración occidental va en contra del islam.

De hecho, el nombre del grupo, en hausa, significa literalmente «Libro Prohibido», por lo que, de manera más amplia, suele traducirse como «la educación occidental es pecado».

Boko Haram e Iswap, los dos grupos yihadistas activos en el noreste de Nigeria, Níger y Chad, mataron a más de 36.000 personas en diez años de conflicto, y 2 millones de personas todavía no pudieron regresar a sus hogares.